miércoles, 14 de noviembre de 2018

Tatuaje -o El jardinero-



Víctor Manuel Vásquez Gándara
Dedicado a Myriam
Moriría por ser tu jardinero/mantener viva esa rosa solitaria/mirándole embelesado eternamente/acariciando su tallo con mis manos/y besando cada día, sedosos pétalos.

Sería esclavo tuyo/si tan sólo accedieras/mirar sin recato espléndido jardín entorno/de sin igual flor/reposar a su lado/escuchando su latir/cuidándole celosamente.

Deseo aspirar/misterioso perfume/emanado de ella/aroma embriagante/cautivador desde el primer instante/en que se le mira/admirándole por siempre.

Muero de deseo/padezco desesperación/dulce insomnio roba mis noches/a una mirada tuya/a los pies de esa rosa/caería extasiado…


lunes, 5 de noviembre de 2018

Entre lo sublime y lo ridículo no hay más que un paso: Charles Nodier


 Víctor Manuel Vásquez Gándara

Leyendo en Italian Cofee, después de permanecer larga jornada en Cafetería Moretto asentada muy cerca al Club de Yates del bello y caluroso puerto de Veracruz, inevitablemente necesidad de escribir aflora. Y al hacerlo, paralelamente nace otra pasión: compartir alguno de los párrafos, compartirlos con persona amada, admirada. Atrapa placer, esa sensación de encontrar letras conmovedoras en amplio sentido y difundirlas en reconocimiento y homenaje al escritor, aquel, para una infinidad anónimo, de quien, expresa Pitol, “se lee con agradecimiento en ocasiones hasta con estupor”. Transcribo:
-Qué ha sido de la edad de oro de los libreros a la intemperie -dijo- Porque es ahí donde mi ilustre amigo Barbier coligió tantos  tesoros que llegó a construir una bibliografía especial de varios miles de artículos. Por aquí prolongaban durante horas y horas sus doctos y fructíferos paseos el erudito Monmerqué, de camino al palacio de justicia y el también erudito Labourderie, al salir de la metrópoli. De aquí se llevaba todos los días el venerable Boulard un metro de rarezas, calibrando con su bastón medidor, que no hallaba cabida en ninguna de sus seis casas atestadas de volúmenes. ¡Hay cuantas veces anhelo en semejante ocasión el modesto angulus de Horacio o la cápsula elástica de pabellón de hadas que habría poder dar cobijo a los ejércitos de Jerjes u que se llevaba al cinto con la misma facilidad que la vaina de los cuchillos del abuelo de Jeannpr... Es evidente, coincidimos en bibliomanía
“...esa literatura moderna que nunca llegará a ser antigua, cuya vida es efímera en veinticuatro horas, como la de las moscas del río Hypanis:... (Pp.32)
“...el noble in-folio tres veces centenario que ha alegrado la vista a diez generaciones con sus tapas de piel de cerdo y sus cierres de bronce.
"...curiosas insignificancia literarias y bibliográficas...
"...la vida del hombre no es más que un tránsito y ni siquiera el mundo se asienta en cimientos eternos.[1]  Ha de tener un fin como todo lo que ha tenido comienzo.
"Como iba desmejorando a ojos vistos, mandaron llamar a su médico, que casualmente era filósofo y hombre agudo. El médico se percató de la congestión cerebral era inminente y publicó en la Revista de Ciencias Médicas un bonito informe sobre esa enfermedad que se denominó <<monomanía del tafilete o tifus del bibliómano>> Mas la Academia de las Ciencias no se hizo con del trastorno, por considerarse que competía con el cólera morbo. (Pp.30)
Controvertidas sensaciones asaltan al dejar, en lugar de espera El aprendizaje del escritor obra de Jorge Luis Borges adquirido compulsivamente en Sanborns Plaza Américas de Boca del Río editado por Lumen colección Narrativa y adentrarme en libro de viejo adquirido allá por Los Sauces.
Robando minutos a seres querido queridos, al tedio, a la inactividad. Probablemente existen expresiones indicativas de vejez o decadencia, por ejemplo, pensar o creer que lo apreciado en cierto momento constituya lo mejor. Eso experimenté al leer el artículo -así lo define autor del escrito- El Bibliómano en la obra El amante de los libros de Charles Nodier: Metafóricamente, juzgo, el mejor final leído en últimos tiempos. Transcribo otra parte de contenido y así compartir alegría vivida al adentrarme en libro circunstancialmente adquirido
Epitafio
A Théodore -personaje central de la narrativa. 
AQUÍ YACE
ENCUADERNADO EN MADERA
UN EJEMPLAR IN-FOLIO
DE LA MEJOR EDICIÓN
DEL HOMBRE
ESCRITA EN UNA LENGUA
DE LA EDAD DE ORO
QUE HOY YA
NADIE ENTIENDE.
ES AHORA
UN LIBRO
AJADO
MACULADO
DESCABALADO
FALTO DE FRONTISPICIO
PASTO DE GUSANOS
Y HARTO ENMOHECIDO.
NO CABRÍA ESPERAR PARA ÉL
LOS TARDÍOS E INÚTILES
HONORES
DE LA REIMPRESIÓN.
Puerto de Veracruz, octubre 5, 2018.
Charles Nodier. (2015) El amante de los libros. Traducción de Alicia Herrero Arreola; Trama. España.



 [1]

2 DE NOVIEMBRE




Carlos Bernal Romero

Cada vez que cumplo años;  felicito a mi mamá
Andrés Manuel López Obrador

         La celebración de un cumpleaños va depender únicamente del festejado y su forma particular de celebrarlo o la manera que le enseñaron en su casa cuando era niño.
         Así en muchas familias lo tradicional es festejar al cumpleañero con un pastel que casi siempre va acompañado de una gelatina y todo se  lleva a cabo en un ambiente que se podría decir íntimo.
         Una de las costumbres en dichas reuniones que es el momento cumbre es cuando al celebrado le cantan “Las mañanitas” para momentos después apague las velas que le pusieron al pastel; las cuáles indican los años que cumplió.
         Desde que tenía “Uso de razón”  Ernesto Cardenal Pérez celebraba en familia sus cumpleaños; primero en fiestas infantiles con payasos  y  magos  y muchos juegos.
         Cada vez que alguien le preguntaba:
         -¿Qué es lo que más te gusta de tu fiesta?
         Sin pensarlo; respondía:
         -Los pasteles de “Sanborns”
         Como era del 2 de noviembre de broma decían que:
         “Ernesto nació muerto”
         A pesar de ser un empresario importante y bastante ocupado, sin importar el lugar del mundo estuviera, el día anterior; llegaba la casa de su niñez para celebrar con sus padres y si fuera posible con sus hermanos.
         Simplemente no dejaría de celebrar su cumpleaños en la casa materna,  aunque se encontrara en Moscú: El 30 de octubre y se pasara un día entero arriba de un avión.
         El 29 de octubre estaba en Sídney Australia, por cuestiones de trabajo, pero estaba convencido que haciendo las conexiones correspondientes. Llegó  al aeropuerto Nueva York el 1 de noviembre.  
         Subió al avión en la noche y como era de “Aero México”, escuchó música en español en sus audífonos. Exactamente cuando eran las cero horas, escuchó “Las mañanitas”, en el momento que una aeromoza le preguntó:

         “¿No quiere un pastel?”
y  le llevó un uno de “Sanborns”
         Cinco minutos después cuando:
Se paró para darle las gracias a la aeromoza; el avión estalló en el aire y sí:
         Ernesto Cardenal Pérez
         Había nacido muerto el 2 de noviembre.

Sala de mi casa
22:00  -  23:00 ´p.m.
3/XI/2018


Reflexión Prenavideña




Marcelo Ramírez Ramírez

El cristianismo “incluye-explica José Gómez Caffarena- como parte esencial de su mensaje y como parte y supuesto de la salvación ofrecida, la llamada a determinadas actitudes y conductas inequívocamente morales en la sociedad humana”. Así es sin duda, pues el cristianismo invita a la vida interior, no a encerrarnos en ella; no se trata de salvarnos solos. El sentido comunitario brota necesariamente del hecho de que el llamado es para todos, así, la vida en la fe se resuelve en ética, en saber convivir en plenitud de vida con los demás. Y como lógica derivación de esta actitud hacia los demás, marcada por el respeto y la caridad, se presenta a cada ser humano el deber de ayudar a los marginados, a los que poco o nada tienen. Precisamente en la solicitud y predilección mostrada por Jesús hacia los humildes, los enfermos, los rechazados, los que siempre se han considerado escoria de la sociedad, tomó asidero hace algunos años la opción por los pobres en América latina, cuestionando la cómoda actitud contemporizadora de miembros de la jerarquía católica y el retraimiento egoísta de muchos cristianos a su vida privada. Una vez más, salía a la luz el elemento crítico del cristianismo, recordando a la conciencia cristiana que no puede ni debe permanecer indiferente ante la injusticia. Aquí y ahora el cristiano ha de hacerse cargo de los apremios del momento dando respuesta generosa a las demandas de auxilio de su prójimo.

Lévinas desde el fondo de la tradición judía ha interpretado muy bien la fuerza de esta demanda, al decir que somos interpelados por la mirada del Otro. Interpelados es ser sometidos a un juicio perentorio; es sentir la obligación olvidada o soslayada de la fraternidad. Prójimo dice más que proximidad, dice hermandad. Esto es así porque lo ético es previo a la cultura. Medimos el nivel de una cultura por su capacidad de responder a esa exigencia de altura ética. Sólo en una civilización pervertida por el egoísmo materialista, pueden los individuos evadir los deberes esenciales hacia sus semejantes.

A poco menos de dos meses de celebrar la Navidad de este 2018, se imponen estas consideraciones, cuando somos testigos de la disolución de los lazos familiares, de la violencia cruel que domina el territorio del país, de la corrupción generalizada, de la incapacidad de instituciones y autoridades para actuar con eficacia. Se afirma que estamos en una etapa de transición. Preguntamos: ¿Hacia dónde apunta esa transición? ¿La entendemos en sentido estrictamente político o con el término apuntamos hacia algo más amplio y profundo?. Si es esto último lo que queremos significar, ¿Cómo se impulsarán con éxito los cambios indispensables?. La tarea es demasiado compleja y deberá llevarse a cabo en los ámbitos de la vida pública y privada. Padres de familia, líderes de empresas y sindicatos, colaboradores y directivos de los medios, intelectuales, artistas, en una palabra, todos y en todas partes están convocados para llevar a cabo, en unidad de propósitos, la obra de renovación de la cultura que requiere nuestro mundo.

Si no hacemos hoy nuestra tarea el destino quedará en manos de las oscuras fuerzas que nos han llevado a la crisis. Si la civilización deja de ser cristiana, algo que en ciertos círculos intelectuales se da por un hecho, ¿Quién o quiénes imbuirán el soplo del espíritu que vivifique la vida comunitaria? Esta es la pregunta más difícil que podemos hacernos en estas fechas próximas a la rememoración del acontecimiento que dividió la historia del mundo.

jueves, 1 de noviembre de 2018

El caballero errante del Tlalocan

TEPETOTOTL
*El caballero errante del Tlalocan*
Por Fernando Hernández Flores

Con el semblante blanco y un traje del color de la nieve. Camina sigilosamente entre las calles empedradas, el caballero de la voz siniestra. Sus zapatos no muestran desgaste y su pelo está encanecido. Su edad oscila entre los cien años.

En pocas ocasiones se le ha visto y algunas personas relatan que su barba es plateada y su mirada profunda. Otros opinan, que es un ser sobrenatural que hace tiempo falleció, no obstante, sigue recorriendo los lugares que tantos recuerdos le dejó en vida. Cual caballero errante transita en horarios nocturnos. Al cantar la lechuza, localizada en lo más alto de una higuera, dejan de escucharse los grillos mientras las ranas descansan de tanto croar. El chipi chipi esta en su apogeo, la niebla es espesa y la calle hacia donde se dirige, se halla muy solitaria.

A finales de octubre, es más frecuente que coincidas con él. Nadie ha dialogado con él, pero si lo han escuchado hablar. Sobre todo cuando las familias duermen y al instante las despierta un vientecillo frío que les causa escalofrío. Al oír su voz, un perro ladra cariñosamente, pareciera que va al lado de su amo. Son pasadas las doce de la noche, ninguna alma circula por las calles y la lluvia arrecia. Un caballo relincha, se escuchan sus cascos por la calle y se detiene frente al hombre de barba blanca. El venerable anciano monta sobre el caballo y el perro los sigue, moviendo la cola.

Hace ochenta años, un señor pereció en una hacienda. Sus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos se pelearon por la herencia y acabaron con todo lo que les había dejado. Solo una nieta de él, compró un pequeño terreno y ahí construyó una casa de madera con lámina de cartón. Esa nieta, es quien pone el altar a sus seres queridos, pone un vaso con agua, acompañado de sal y prende un cirio. Con el apoyo de las vecinas, preparan los tamalitos, el atole y el café que le gustaba con demasía a su abuelo. ¿Quién iba a pensar que su abuelo tenía un pendiente, aún en la tierra y por eso sus frecuentes visitas por el pueblo?

En una noche, mientras dormía ella. Él se le acercó y le susurró en el oído izquierdo que su mayor tesoro no estaba en las propiedades que les dejó a sus familiares, sino que los tenía enterrados a un costado de su tumba. Tres pasos al sur, cinco pasos al oeste, dos pasos al norte y uno al este. Allí hallaría un crucifijo bajo una piedra que debería de levantar. Escarbaría a las dos de la mañana ella con su esposo. Se le pedía que no fueran más personas, sin mirones, ni gente ambiciosa.

Al amanecer le contó a su esposo, aquello que le había dicho su abuelo. El señor se puso pensativo y sintió temor, pero a la vez se emocionó. Por fin saldrían de pobres. Dejaron pasar una semana, eso fue buena señal.

Eran casi las dos de la madrugada, cuando partieron rumbo al cementerio. Al estar en la tumba de su abuelo, le piden permiso para poder sacar el tesoro. Hacen lo que le dictó a la nieta. Encontraron el crucifijo y escarbaron, hallaron una cazuela cubierta con monedas de plata.

El caballero errante del Tlalocan sigue apareciendo cada año, entre el primero y dos de noviembre. Consideran que visita a su nieta. Quienes lo escuchan, al parecer entona un bello corrido. La pareja que descubrió el tesoro, vive de manera humilde y mandaron a construir una casa para alojar a los adultos mayores.

Paxkatkatsini (Gracias)
venandiz@hotmail.com
Twitter @tepetototl

“AMLO ES UN POLITICO FREGON”.


CONTRA LA CORRIENTE:



Tito Domínguez Lara.

Así dice el  “Diario” de ayer, dicha declaración es de Miguel Alemán Velazco a la prensa nacional sobre AMLO y sus programa político. Efectivamente, el liderazgo de López Obrador se lo ganó a pulso, no fue un invento o una creación de la mercadotecnia al estilo de Peña Nieto. Larga ha sido la lucha contra los atropellos de los gobiernos neoliberales, siempre junto a la gente. Su reconocimiento como líder popular se mostró desde el 2000 cuando ganó las elecciones en la ciudad de México; y después nacionalmente,  en el 2006 cuando le robaron el triunfo. La lucha de los mexicanos en contra de los gobiernos corruptos y represores tampoco empieza con López Obrador; han sido millares de pequeñas y grandes luchas de los  obreros, campesinos y estudiantes y parte de la clase media que sufre y entiende la necesidad de un cambio pacífico y legal. Otros optaron por la vía armada y entregaron su cuota de sangre por lo que consideraron justo y necesario (estoy pensando en nuestro entrañable amigo y compañero el  doctor Alfredo Zárate Mota y miles como el).

Un líder se hace, no lo hacen. Sí, pueden inventarlo y  fabricarlo  como fue el caso de Peña Nieto,  o prometiendo  una esperanzadora salida en la alternancia, después viene el desencanto,  al estilo Fox, para salir con más de los mismo, o peor. Porque nos acostumbraron a ver y creer que todo lo malo provenía de la maldad o de la torpeza de los gobiernos, sin entender que estos sirven a sistemas económicos (el capital)desempeñando la función de administradores o capataces.  ¿Se ha preguntado usted alguna vez porqué los grandes empresarios de este país no  pagan impuesto, o cuando menos el que deberían  pagar? ¿Se ha preguntado usted porque no van a la cárcel tanto político que ha robado descaradamente el  poco dinero que debería destinarse a la sanidad, a la educación,  apoyo al campo y a la obra pública? ¿Se ha preguntado porque el IMSS e ISSSTE no producen sus propios medicamentos, que tanto se llevan de su presupuesto? Si no se ha preguntado ni respondido, le digo : porque afectaría las ganancias de los grandes laboratorios  nacionales y extranjeros.   

El gobierno  suaviza el castigo a sus mismos, por eso en lugar de meter a Carlos Salinas a la cárcel  y sus mil socios,  mete solo al hermano, para calmar las ansias justicieras de la sociedad. También al saqueo y  el robo del dinero público, no lo llaman robo,  eufemísticamente  lo llaman “desvío”.  Ocultando que detrás de esos robos hay decenas  de hospitales y centros de salud que no se hicieron, o en la cantidad de niños o adultos que no tuvieron la atención médica oportuna ni tardía y murieron. O en los cientos de escuelas o de obra pública que no se hicieron.  Y nos entretienen que si la condena Duarte es suficiente o no. Pero nada dicen de rescatar todo, todo lo que se robaron y verterlo a la sociedad en lo que no se hizo.

Esta “Cuarta Transformación” de López Obrador sin tener todavía un comienzo real y legal  ya está marcada por el cambio, mucha expectativa, mucha crítica y muchas esperanzas.  En este periodo de transición –ya se nos hace largo– ha permitido el arribo de muchos oportunistas cuyo ADN lo traen  del viejo priísmo. Otros, como un servidor,  que reconociendo el liderazgo indiscutible de López Obrador, de la necesidad histórica y urgente de un programa de reconstrucción nacional legal y pacífico creemos que en este momento lo  debe y puede  encabezar López Obrador, no nos adherimos incondicionalmente ni religiosamente a sus “decires y haceres”.  Pero de ninguna forma  empeñamos nuestro derecho a la crítica. Aquí mismo criticamos a Cuauhtemoc por su falta de apoyo a López Obrador.  Y a Marcos que declaró en el 2006 que AMLO “nos iba a partir la madre”. Ambos sin aportar una prueba o declaración alguna. Así mismo criticamos la boda “Fi–Fí” de uno de sus más cercanos colaboradores: la frivolidad y la ostentación insultante por encima de la filosofía de “Por el bien de todos, primero los pobres”,  la “La austeridad republicana” y del “Gobierno rico y pueblo pobre”.


- La prensa de Cuitláhuac - ¿Los mil cero 60 medios?







Columna 33




Por Carlos Lucio Acosta


        
                   VERACRUZ (EUM).- Veracruz es la entidad federativa con el mayor número de medios de comunicación social  en los Estados Unidos Mexicanos.
                  El estado tiene mil sesenta canales de difusión impresos, radiales, televisivos, de internet, pantallas panorámicas de alta definición, agencias de noticias, corresponsales de prensa y agencias de publicidad.
                   Hasta el 20 de septiembre del 2018, disponía de 8 millones 112 mil 505 habitantes, de los cuales más de 600 mil eran analfabetas.
                   En este pequeño universo se moverá el ingeniero mecánico electricista egresado de la Universidad Veracruzana, Cuitláhuac García Jiménez, candidato electo a gobernar la entidad por espacio de seis largos y sinuosos años.
                   El ganador del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), lidiará con 160 medios impresos, 112 radiales, tres canales de televisión, 666 portales de internet, cien pantallas panorámicas de alta definición, ocho agencias locales de noticias, 17 corresponsales de prensa y trece agencias de publicidad.
                   Y como dicen los amantes del rey de los deportes, atenderá en promedio unos mil 750 trabajadores, entre reporteros, redactores, colaboradores, editorialistas, articulistas, columnistas, fotógrafos, camarógrafos, locutores, corresponsales, cartonistas y más los que se acumulen.
                   La tarea no es del todo fácil si consideramos que no existe en Veracruz ni un solo medio de circulación estatal, pero abundan los de cobertura ciento por ciento regional.
                   Ni La Opinión vende el número de ejemplares diarios en el puerto de Coatzacoalcos, ni el Diario del Istmo vende cantidad similar en la ciudad de Poza Rica.
                   El mismo enfoque es aplicable al matutino El Mundo en el puerto de Veracruz o al cotidiano El Dictamen en la ciudad de Córdoba.
                   No toda la televisión local y sus repetidoras cubre el espectro interno, sino que la influencia de canales de las entidades vecinas dejan sentir su presencia en las diversas regiones de Veracruz.
                   Las señales, hasta de radio, también provienen de las difusoras asentadas en Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla, Oaxaca, Chiapas y Tabasco, entre otras.
                   El trabajo con medios de comunicación social no sólo requiere conocimiento, experiencia y relaciones públicas, también se complementa con acciones de transparencia, honestidad, profesionalismo y oficio, mucho oficio, abundante oficio.
                   El gobierno del maestro en ingeniería eléctrica por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y en Ciencias en Control Avanzado por la Universidad de Manchester, en el Reino Unido, enfrentará reclamos formales de empresarios de la industria editorial y de prestadores de servicios informativos independientes.
                   Recibe jugosa herencia de compromisos financieros estimada en varios millones de pesos mexicanos, algunos de los cuales datan de los gobiernos de Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Yunes Linares.
                   Informes todavía no confirmados manejan una deuda por concepto de publicidad, propaganda e imagen, superior a los 5 mil 678 millones con 900 pesos.
                   En apuntes de café del mediodía sostienen los adictos a la cafeína qué grupo selecto de la llamada “prensa fifí”, recibió determinadas bonificaciones derivadas de partidas totalmente ajenas al ramo de la comunicación institucional.
                   Para normar criterios, en solo cinco años dejaron de circular 82 medios de comunicación en la ciudad de Xalapa, de 18 publicaciones de periodicidad diaria desaparecieron once, presionadas por el retiro gradual de la publicidad ofertada por el gobierno del Estado.
                   El cierre de oficinas de prensa, de direcciones de relaciones públicas, de coordinadoras de comunicación social o enlaces de imagen, arrinconó a medianas y pequeñas empresas editoras de periódicos y revistas y retiraron del aire algunos noticieros y programas radiofónicos.
                   El excatedrático de Enseñanza Media y de la Universidad Veracruzana no nació ayer ni hoy empezó a “gatear”
                   La cercanía con dirigentes sociales de la talla de Heberto Castillo Martínez, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Andrés Manuel López Obrador, le dotó del conocimiento y experiencia en el manejo del activismo político y de la relación con los medios de comunicación social.
                   García Jiménez elaboró, en coordinación con su equipo de trabajo, minucioso informe sobre cuestiones políticas, económicas y sociales de Veracruz, al futuro presidente constitucional del país.
                   La respuesta instantánea de López Obrador, luego de leer y subrayar el documento de referencia, fue la de recibir el respaldo suficiente y el apoyo necesario, para enfrentar y resolver los problemas heredados.
                   Lo demás es cuestión de tiempo, poco tiempo.
                  
                             
                  
Sólo para tus ojos . . .


                   La  Procuraduría General de la República (PGR), emitió órden de aprehensión contra Adolfo Mota Hernández, exsecretario de Educación de Veracruz (SEV) en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, por presuntos desvíos en las cuentas públicas del 2010 al 2016, estimados en más de 14 mil 980 millones con 469 pesos, de acuerdo a observaciones reportadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).


carlos.lucioacosta@rocketmail.com
                  
                  
                  

                  



El último sendero.



Carlos González Guzmán

Serían las 5, no sabía si de la tarde o de la mañana. Una neblina espesa llena de tranquilidad no permitía ver más allá de un verde que difuminaba el paisaje, como si el campo se hubiera quedado en otra dimensión, en otro espacio.
Sólo los aromas sutiles de la flor de cempaxúchitl se mezclaban con las esencias del incienso y parecían liberar mi yo, mi ser interior que se desprendía como si fuera una pequeña columna de humo en la nada.
Y así, sin sentir, avanzaba por un sendero iluminado con las lucecitas de velitas de cebo colocadas en fila señalando un camino. Sus pequeñas flamas vacilantes parecían destellos titilantes pintados en la bruma. Formadas en dos largas hileras marcaban el camino.
Todo era silencio, no hablábamos. Parecía que todos estábamos sumergidos en una meditación profunda y nos acompañábamos en un ritual que subía por entre las rocas, y entre las ramas con pequeñas hojas verdes, frescas, húmedas, que se iban delineando a medida que la niebla se hacía más delgada por la altura.
A cada momento todo iba cambiando en el entorno, como si el espíritu fuera emergiendo y sintiéndose más grande, más lúcido, más nítido, como si la cuesta nos fuera purificando a medida que subíamos.
De pronto el paisaje inicial se había disuelto completamente en la nada, una nada que me envolvía y hacía desaparecer todo.
Delante de mí, la existencia era indistinta solo quedaban sensaciones vagas, todo estaba presente en mi espíritu, sin estarlo. 
El tiempo parecía estar detenido. No se oían ni los latidos del corazón, todo era como una oración sagrada a un dios desconocido pero afectivo y purificante, que con un sentimiento de padre amoroso nos guiaba hacia su esencia divina.
Sin darme cuenta había cruzado algún umbral entre la vegetación y la roca, la neblina también había desaparecido, ya no estaban las luces titilantes de las velitas, éstas habían sido sustituidas por antorchas y el olor del copal inundaba el espíritu haciéndome sentir ligero y en armonía con ese santuario, habíamos arribado a nuestro destino.
Los sonidos de tambores pequeños, flautas de carrizo, caracoles grandes y conchas de mar, se mezclaban con los recuerdos de la infancia.
Los aromas incienzados me llevaban a momentos de arrobamiento en el pueblo donde había nacido. Mis padres me sonreían cariñosos y mis abuelos extendían sus pensamientos hasta llenarme con sus sentimientos de bondad.
Los malos recuerdos se habían quedado en el inicio de la senda, atorados entre las piedras; las tristezas estaban atrás, o abajo, no sabía dónde, sólo que se quedaban colgadas de las hojas; los lamentos parecían perderse entre los pétalos de la cempaxúchitl y las tristezas se habían alejado en espiral con los aromas del copal.
No había rezos, ni oraciones, ni cantos; los sentimientos se habían alejado, quedaba solo el compartir. Era como un instante que llenaba todo y emanaba de los tambores y de las flautas o del copal, o de mis seres queridos... 
No hacía frío, ni calor, no hacía falta nada, ni nadie.
Había llegado a reunirme con mis anteriores, todos estaban ahí.
Unos me habían acompañado desde los primeros respiros, los había visto y ahora me daba cuenta de que eran ellos. Otros durante la jornada, en mí recorrido y ahora sonreían al verme llegar junto a ellos. Otros más me esperaban, no habían estado cercanos, solo sabía que habían estado ahí, mirándome, acompañándome desde su silencio y con su mirar infinito.  Pero todos estábamos ahí reunidos, juntos, formando un solo grupo, una familia, como si fuéramos un solo amanecer, un mismo tiempo. Una estrella en el universo brillante, formando parte del infinito.
No hacía falta nada, había llegado por fin a reunirme con mis ancestros, con los que me antecedieron en el camino y habían llegado antes que yo.


El derecho a ser y hacerse mujer: Cuerpo y genero



Reseña bibliográfica

La piel y sus razones
Eva Luz Leal Castro.

En estas líneas dejo plasmada la grata sensación que me queda después de haber leído un libro de sesenta y siete páginas en donde se intercala prosa (cuento-relato) y poesía, escrito por Eva Luz Leal Castro, en el que escribe diez historias que al leerlas  me produjeron la sensación de poder mirar, oír y oler jardines, habitaciones, ciudades descritas con ímpetu; reconocer personajes cotidianos, comunes, únicos.

Recordando la frase de Gertrud Stein que dice, “Déjame escuchar mi voz y no la de otros”, entiendo que Eva Luz cuida esta posición en sus escritos. Participante en el Taller de Poesía Ricardo Yáñez. Xalapa, Veracruz 2005, expresa que -la lectura y la escritura  le han cambiado las prioridades de su vida, han abierto su mirada al infinito y su alma a otras miradas-

Evocando la historia de la humanidad pienso que, está llena de momentos y épocas en las que la mujer; no representa absolutamente nada, posteriormente se le asigna una jerarquía similar a la de los animales y los esclavos, más adelante, se nos considera unas acompañantes silenciosas en el éxito de los hombres como servidumbre u objeto de placer.

Pasaron los siglos con sus respectivas culturas cargadas de creencias, supersticiones, concepciones que han ido modificado esta dinámica, se van destacando féminas que luchan porque se considere a las mujeres primero que nada como personas (individuos) con los mismos derechos, posibilidades de crecimiento, desarrollo y transformación en un mundo de igualdad económica, política, cultural y laboral.

Se me viene a la mente que en México a principios del siglo XX por ejemplo, dejó huella la bella e inteligente María Antonieta Mercado con su inmensa riqueza cultural y política,; de las más conocidas está también Frida Kahlo, pintora, comunista que aspiraba a ver una sociedad más justa; y así se pueden mencionar muchas más que en sus áreas de conocimiento y de acción van abriendo la brecha que lleva hacia el camino constante que reivindica el derecho a la igualdad y el respeto a la libre determinación. En 1953 se obtiene el derecho al voto, ante la posibilidad de la participación política encontramos nuevos espacios para desarrollarnos, nuevos paradigmas y valores que conllevan a mantener las demandas existentes y poner en la agenda de la discusión social nuevos reclamos.

Siempre se tiene el deseo de mejorar y superar lo alcanzado en la ciencia, la tecnología, la cultura, la política y pasar de ser testigos a ser protagonistas importantes, con oportunidades de libertad y transformación permanente. Como efecto dominó ya se habla del rol de la mujer en el trabajo de oficina, mujeres empresarias, mujeres investigadoras, mujeres artistas, mujeres aplicándose en las ciencias exactas; se puede observar que cada vez se cuenta más la posición legal igualitaria en el matrimonio o bien el derecho al divorcio, las condiciones nos demuestran que no solo nacimos para casarnos y tener hijos.

La reformulación y significado de lo público y lo privado cambia con el tiempo, las condiciones, nos permiten registrar a través de las habilidades literarias, recrear puntualmente, escritos que nos definen certeramente en diferentes campos de acción, en las ciencias, las artes, la educación, entre otras; desbordando el mutismo y la inmovilidad que se había impuesto en otros momentos. La sociedad hegemónica-patriarcal ahora tiene libros, volúmenes, páginas y letras que inspiran y dirigen la mirada hacia la relación que hasta ahora se venía dando entre personas que cohabitan en espacios comunes, donde ahora se puede ser una colectividad inclusiva en la historia que se escribe día con día.

Sujetamos nuestra transformación personal y social al cambio de conceptos y creencias como:

v Somos personas, nunca objetos
v Contamos con cuerpo y espíritu
v Nuestra educación, preparación y logro de metas están estrechamente relacionadas con causas y con las condiciones sociales y culturales
v Estamos dotadas de sentimientos y razones
v Podemos ejercer nuestras libertades, nunca vivir determinismos
v Nuestra existencia parte de una esencia.
-Se ha transitado hacia la individualización-.

La piel y sus razones es una obra literaria donde la autora crea y recrea vidas desbordadas de emotividad: El fantasma sin rostro o El abrazo de la virgen; El poder de unos pies o Viejos los cerros…, presenta personajes que entrelazan sentimientos, inquietudes, diálogos y revelaciones que incesantemente influyen en el desenlace doloroso, amoroso, esperanzador o liberador de las protagonistas que en cada intervalo de tiempo, en su existir se vuelven estoicas o vulnerables, se alternan escenas contadas desde la sabiduría del alma.
En el primer relato, Lupe y Yolanda se reúnen y platican durante horas para recordar y desahogarse de esas pérdidas amorosas pues -ya era tiempo de recoger estos trozos perdidos en el camino-. Mujeres de 60 años que vivieron con ideales que se derrumbaron porque estos no siempre salen como lo desea el corazón,  cambia la mujer de dadora a pesar de la precariedad y la indiferencia, a una constructora de su vida a través de la separación, de una ruptura emocional que deriva en divorcio.

El amor siempre reina, el amor que se combina con un poco de sensualidad, pasión y locura o un tanto de experiencia corporal-sexual, también de tentación y prohibición; algo de juventud o madurez; de improvisación o bien ya lo esperado. Circunscrito con el olor a café o con la sensación de lluvia; con acordes musicales o el sonar de los cascos de los caballos. En comunidades o ciudades diversas y ricas culturalmente.
Por ejemplo el poema en una de las historias, después de bailar un danzón en Los
Portales del Puerto de Veracruz, dice así:
Me robo tu mano
en una tarde salada
de malecón y brisa
Seduces mi cuerpo
al ritmo de música caliente
que estalla por los poros.
Nuestras impaciencias
crecen y crecen
bajo la ropa dormida
porque somos tú y yo
dos amorosos solitarios.
Pág. 50

Se percibe que Eva Luz hizo este libro teniendo la formación necesaria  y adecuada para crear los textos y los poemas con una disposición anticipada, sabedora de las características sociales, culturales y explicativas  de un entorno veracruzano, mestizo, creativo y tradicional. Presenta a través de sus historias las ventajas de vivir la individualidad, la liberación y la firme convicción de que estamos dotadas de sentimientos y razones, la invariable tendencia de que podemos ejercer el derecho de transformar nuestras historias, siempre.

Además de la reivindicación económica, política, social, cultural-educativa de  la mujer que se lee entre líneas,  también contribuye persistentemente en demostrar que ninguna existencia es igual a otra, ya que todas somos participes de la condición humana. La feminista Martha Lamas expresa que… estamos expuestos  a los acontecimientos de la naturaleza, de la historia, de las pasiones, por eso tenemos necesidad los unos de los otros. Así lo entiendo en esta obra literaria, vidas relacionadas con causas y con las condiciones sociales y culturales, rebosantes de dignidad y orgullo.

Termino recordando la frase de un personaje conocido en alguna tira animada -No hay lugares sagrados ni gente santa, solo hay momentos sagrados, momentos de sabiduría. Azuki. Eso creo.
Rosalinda Castro Guzmán
Referentes.
·       Leal Castro, Eva Luz
La piel y sus razones
Taller Malinalli de literatura
Primera edición
Julio 2017
México.

·       Revista de la Universidad de México
Núm. 841
Nueva Época
Cultura UNAM
México 2018